Los JJ.OO. desde la pequeña pantalla

Fuente: Reuters

Aprovecho estas líneas para dar mi opinión sobre la cobertura que el ente público, Radio Televisión Española, ha dado a los JJ.OO. de Londres 2012.

Lo primero que hay que considerar es que los Juegos Olímpicos son un evento de interés general estipulado en el B.O.E., por lo que en ningún caso podría ser (ni, en mi opinión, jamás debería ser) transmitido por un canal de pago. Lo remarco en alusión a los comentarios vertidos sobre una posible comercialización de los JJ.OO. en España por Canal+, algo que sería una total aberración por mi parte.

También quiero hacer hincapié en la introducción de internet en estos Juegos. No sólo son los juegos más mediáticos (en cuanto a socialización tecnológica se refiere), sino que son otro pequeño paso hacia un cambio sustancial en el modelo de la televisión, con la introducción dentro de no mucho de las SmartTV en nuestras vidas. Con esto, me da para resaltar el tremendo papel jugado por RTVE.es y la cantidad de eventos en directo retransmitidos a través de la web.

Lo anterior es la parte positiva de la cobertura general de TVE en Londres. La parte negativa: sin duda, la falta de directos expuestos en televisión y la mala planificación de algunos de ellos -como cortar la presencia española para emitir hípica sin representación-.

En cuanto al tiempo dedicado a cada deporte en TV, la cadena pública ha actuado en bastante consonancia con los tempos de unas Olimpiadas. Los dos grandes atractivos, el atletismo y la natación, han acaparado la mayor parte del tiempo, con la retransmisión de jornadas completas. Fútbol, baloncesto y tenis han aparcado su habitual sobreexplotación en televisión para dejar paso a deportes como waterpolo, piragüismo, balonmano o ciclismo, algo que ya sabemos que será una completa utopía durante el resto del ciclo olímpico. Por tanto, gran visión de los reponsables de contenidos que esta vez hay que aplaudir.

Y otra cosa sobre la que me gustaría hacer hincapié es la inclusión de comentaristas en esta época de austeridad en RTVE. Algunos clásicos, como Alberto Urdiales, Antonio Peñalver o Pedro Delgado, nunca decepcionan. Otros, más novatos, o ilusionan como Almudena Cid o decepcionan como Gemma Mengual. Mención aparte me merece Javier Soriano, una grata sorpresa para los que sentimos las narraciones como si fueran nuestras.

En cuanto a los profesionales de TVE, todo profesionalidad y saber estar ante la cámara (con excepción de comentarios en las ceremonias de apertura-clausura). Paloma del Río, Paco Grande, Julia Luna, Fe López, Elena Jiménez, Josué Elena, Amat Canceller, Paco Caro, Lourdes Gª Campos, Nacho Calvo, Arsenio Cañada, Arseni Pérez, Xavi Díaz, Marcos López, Marta Solano y un largo etcétera de periodistas y comunicadores de los que debemos sentirnos orgullosos, porque son los que nos representan con nuestro dinero y hacen un excelente trabajo.

Tengo otras consideraciones, como que por fin se ha reconocido a Ernest Riveras -el “patrón del barco”- como el gran comunicador que es, o lo hipócrita a la vez que hilarante y ridículo del espacio ‘Sueño olímpico’. Pero eso es harina de otro costal.

Sí, amigos, todavía no ha llegado la involución a RTVE. O, por lo menos, a la redacción de deportes…

Anuncios