Morralla bajo la decisión

Cuando nos aventuramos en las entrañas del periodismo deportivo, lo sucios y llenos de mugre que podemos acabar tras el trayecto es mucho peor que si te sumerges en las alcantarillas de Madrid. Cualquiera que lea los grandes diarios, escuche lo que se suele llamar tertulia o vea esas demacradas secciones de deportes en los informativos sabe de lo que hablo.

El mundillo del baloncesto tiene su idiosincrasia, como todos. No es la jauría del fútbol, obviamente. Pero nos pegamos entre todo lo malo que tiene la ACB y se nos pega al extrapolarlo a la NBA. El caso es hablar de lo negativo. Y uno de los acontecimientos que marcarán la liga norteamericana durante este año y los próximos es la 2ª parte de “The decision”, donde “The king” LeBron James ha decidido volver a su estado de origen para jugar de nuevo para Cleveland Cavaliers. Y a ello voy.

Pongamos un poco de cronología. LeBron James ejerció su opción de contrato por la que se desvinculaba de Miami Heat y pasaba a ser agente libre para decidir su futuro explorando él sus opciones. Ahí es cuando salió la camada de expertos aventurando con ningún acierto que aquel era un movimiento para reforzar el equipo heat y volver con más fuerza. Las apuestas, ese gran desconocido…

El tiempo pasaba y James no tomaba ninguna decisión. En esto que Chris Sheridan, un experto periodista que ahora trabaja de manera independiente en su página web, dijo que tenía información: al 90%, LeBron se irá a Cleveland Cavaliers. ¡Hala! Alguien con información, que finalmente se demostraría que era cierta punto por punto. Pero para los expertos lo único que hacía era joder la marrana.

¿Por qué esta majadería? ¿Por qué no nos divertimos siguiendo el mercado de fichajes y valorándolo cuando la información es oficial? Sports Illustrated ha conseguido la exclusiva del lanzamiento de la noticia, pero Sheridan se corona con lo que adelantó y no todos creyeron. El caso no es que acertara o no, que la situación cambiara o no, que el viento soplara en otra dirección o no. Me pregunto: ¿es tan difícil dejar de lado el forofismo o la pasión en una profesión donde hay gente que simplemente quiere hacer -y muy bien- su trabajo?

Cuando emites un juicio públicamente, te expones a que venga alguien y te lo desmonte. Y más cuando no tienes ni puñetera idea de lo que hablas porque no tienes información. Por eso, la lejanía te debe dar ese componente de mesura y observación que algo como la información NBA requiere en España. Mola eso de tirarse a la piscina de cabeza, pero tiene que haber agua.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s